Historia

Los ufólogos han postulado que el fenómeno OVNI habría sido probablemente ya conocido por distintas culturas indígenas y civilizaciones, las cuales han relatado este tipo de sucesos de generación en generación por vía oral o incluso mediante dibujos y pinturas rupestres. En este traspaso de información de sus culturas a través de los siglos, postulan que sería posible reconocer la existencia de episodios relacionados a la presencia de OVNI y seres asociados a la aparición de tales objetos y sus fenómenos asociados.

Existen pinturas que exhiben ciertos objetos a nivel del cielo que pueden ser interpretados sugerentemente como OVNI. En algunas pinturas rupestres incluso se descubren trazos que representan seres antropomorfos desconocidos, que pudieran ser confundidos con seres que en la actualidad se asocian a visitas de seres extraños que se aparecen junto con la presencia de OVNI.

Algunos críticos argumentan, sin embargo, que las presuntas pruebas del fenómeno ovni en la antigüedad, no deja de ser una explicación ad hoc, ya que las nubes y carros de fuego podrían ser metáforas empleadas en los relatos religiosos, y que estas representaciones pudieran ser producto de experiencias y trances chamánicos o representaciones de valor de cada tribu indígena.

En lo que a historia OVNI moderna se refiere, el primer avistamiento documentado en diarios modernos es el sucedido en Chile en 1868 y que fue publicado en el periódico El Constituyente de la ciudad de Copiapó. En esta se describe a un OVNI observado como a “un volátil desconocido” y ese mismo año se describirían otros fenómenos como “lluvia de estrellas”. Este suceso es considerado como una de las primeras oleadas modernas registradas pero ya existían otros reportes en Alemania y Suiza siglos antes.

Posteriormente, el 24 de junio de 1947, Kenneth Arnold informó sobre nueve inusuales objetos volantes en cadena cerca de Mount Rainer, en Washington, mientras buscaba un aparato militar desaparecido en su CallAir A-2. Describió los objetos como de un brillo cegador cuando reflejaban los rayos solares, su vuelo era «errático» y volaban a una «tremenda velocidad»Associated Press y otros periódicos informaron extensamente sobre la historia de Arnold, y ésta se toma como catalizador del interés moderno por los OVNI. Pero siglos y décadas antes de este suceso ya existían numerosos reportes en diarios y revistas del mundo que hablaban de fenómenos que se podrían relacionar con la actual definición de OVNI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s