Civilizaciones

Los enigmas que instauran la duda

– Hombres Pájaros: Grabados en relieve y figuras monolíticas de los hombres pájaros próximas a los acantilados de Isla de Pascua representarían de manera simbólica la presencia de dioses dentro de la milenaria tradición isleña. Algunos investigadores atribuyen estas figuras a la supuesta visita de seres extraterrestres.

– Dios Volador de Palenque: En Palenque, México, se encuentra el “Templo de las Inscripciones”, en su interior se puede observar la cámara mortuoria, donde aparece labrado en piedra en la cubierta superior, un hombre con rasgos indígenas, el cual aparece montado sobre una especie de cápsula espacial bastante estrecha. Llama la atención también la cantidad de perillas que parece estar manipulando. Por otra parte, se puede apreciar un tallado de una presunta cortina de humo expelida por la máquina. Tal impresión causa, que se tiende a comparar esta figura con el módulo espacial en el cual viajaron los primeros astronautas norteamericanos.

– Templo de Tula: En los parajes mexicanos donde habitaron los indios toltecas, se yerguen cuatro dioses majestuosos de piedra, que superan los 10 metros de altura, y que parecieran cargar en sus manos un tipo de armamento demasiado sofisticado para la época, que algunos han interpretado como llaves simbólicas, custodiadas por guardianes de piedra, quienes velarían para que no se penetrara los reinos hasta hoy desconocidos.

– El Gran Dios Marciano: En las montañas de Tassilli, en el Sahara, emerge la figura de un curioso y singular grabado sobre la superficie de una gran estructura pétrea difícilmente accesible en la época. Representa la veneración a un Dios de rasgos poco humanos y es una de las pinturas rupestres más enigmáticas jamas encontradas.

– Figuras de Toro Muerto: En medio de un entorno desértico en Perú se encuentra la localidad de Toro Muerto. En este lugar se han encontrado innumerables grabados y enigmáticos dibujos que muestran increíbles representaciones de seres que parecen volar y danzar, así como extrañas máquinas o individuos con escafandras sobre plataformas en movimiento.

– Seres con Escafandra: En la localidad de Val Camonica, Italia, encontramos milenarias pinturas. Siluetas humanas vestidas con atuendos ceremoniales que se cree podrían corresponder a trajes espaciales, ya que si se observan con detenimiento se pueden reconocer escafandras, antenas y otros dispositivos tecnológicos.

– Estatuilla japonesa de Dogo:Encontrada en la localidad de Dogo, Japón, esta estatuilla tiene una antigüedad de 5.000 años. La figura guarda un sorprendente parecido con los primeros trajes de buceo e incluso, con los trajes usados por astronautas y cosmonautas.

– Stonehenge: Las figuras megalíticas de Inglaterra, guardan un gran enigma, pues a ciencia cierta aún no se sabe qué fue lo que motivó a un pequeño pueblo asentado en los albores de nuestra historia por estas latitudes, a construir homogéneamente, este colosal templo de piedra,  ya más de 5.500 años atrás.Por otra parte, Stonehenge fue utilizado en reiteradas ocasiones por antiguas culturas para ritos en honor al Sol, la Luna, los Planetas y las Estrellas, culto que continuarían los propios Celtas, años más tarde.
– Puerta del Sol: Es una meseta que se encuentra a 4000 metros de altitud. Aquí hay diseminadas diversas piedras monolíticas, testimoniando antiquísimos trabajos de precisión y tallado. Una rareza presente en este lugar es la llamada “puerta monolítica del sol”, que mide cerca de 3 metros de alto por 4 de ancho. En su centro aparece un presunto dios volador, rodeado de 48 figuras encuadradas y dispuestas en tres filas, y cuyo peso de la puerta supera las 10 toneladas. La zona comprendida se ha fechado en el año 600 A.C.
– Calendario Azteca: En un museo de México se exhibe un enigmático calendario de 3,5 metros de diámetro, y con 24 toneladas de peso. Antiguamente se encontraba pintado completamente y colgaba delante del templo del dios Sol. La piedra está labrada con gran precisión, llamando poderosamente la atención, sus figuras mitológicas, resultado de observaciones astronómicas. Los aztecas lograron deducir tras sus observaciones, que el año estaba compuesto de 365 días, más año bisiesto incluido. Lo curioso es cómo pudieron precisar sus creencias, si en aquella época no existía el telescopio, ni tenían los instrumentos matemáticos adecuados.
– Líneas de Nazca: Enormes dibujos con figuras de animales y humanos, emergen sobre extensas llanuras en la localidad de Nazca, Perú y sólo pueden ser observadas desde el aire en avionetas que recorren el área con cierta frecuencia. Se cree que fueron diseñadas por la civilización Nazca para efectuar masivas danzas religiosas que seguían la senda demarcada en cada uno de los dibujos y así poder ser vistas por los dioses desde el cielo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s